ANDANZAS DEL SUBMARINO U-9 DE VEDDINGEN

Espacio dedicado a aquellos comandantes que gusten de escribir y leer relatos sobre submarinos y aventuras marineras.

Moderador: MODERACION

ANDANZAS DEL SUBMARINO U-9 DE VEDDINGEN

Notapor oarso el 22 Sep 2003 17:19

Las operaciones del submarino U-9 que concluyeron con el hundimiento de tres cruceros ingleses en 1914.

Voy ha hacer una breve descripción del U-9.
Puede tener algún interes histórico y ciertos pormenores han de constituir novedad para muchos camaradas que, más adelante, en el transcurso de la guerra, navegarán en submarinos de otros tipos.

Adelante, dentro del grueso casco cilíndrico estaba el compartimiento lanzatorpedos en proa, con dos tubos y dos torpedos de reserva. Contiguo a este compartimiento, el puesto de los dos contramestres de a bordo, que tenia apenas una litera para los dos oficiales (un práctico de maniobras y un mecánico) y que era particularmente, frio y humedo. Seguia la cámara del comandante cuyo mobiliario consistia en una cama y un armario;no tenia mesa.
Estas dos cámaras debian estar completamente desocupadas siempre que se introducia un torpedo en el tubo de lanzamiento o se colocase, ya armado, en la parte posterior del tubo, listo para ser cargado.
Entonces, cama y armario debian trasladarse a la cámara de oficiales, contigua al puesto del comandante; operación bastante dificil dada la falta de espacio.

Para estar en la cámara de oficiales era preciso conocer ciertas cosas. Asi, la cama del oficial de cuarto era demasiado estrecha para acostarnos de espaldas. Solo podiamos hacerlo de costado. Cuando eramos capaces de entrar, entre la pared a derecha y el armario a la izquierda, conseguiamos mantener el equilibrio cuando habia balanceo. Quien estuviese acostado tampoco podia levantar las rodillas, ya que, encima de la cama estaba el plomo de lastre.
La tapa de esta caja se habria, a veces, de repente, arriesgandose esta persona a recibir una violenta descarga eléctrica si movia las piernas. Debajo de la cama, estaban las baterias. Ademas, todas las partes habitadas de la proa del submarino, tenian, por arriba, baterias que alimentaban a los motores eléctricos cuando se navegaba sumergido.

A babor, en el espacio reservado a los oficiales, estaba el puesto del ingeniero jefe, el centro era un paso para el interior del barco. A cada lado, dos pequeñas arcas tapizadas servian de asiento; se podia colocar entre ellas una pequeña mesa desmontable. Habia tambien dos sillas desmontables.

Era precisa gran habilidad, como se puede imaginar, para disponer, en ese espacio, la mesa del desayuno y del almuerzo del mediodia, para tres personas (El comandante, el oficial de guardia y el jefe de máquinas).

Inevitablemente, algunos marineros tenian que atravesar el barco en toda su longitUd; siempre que pasaban por la cámara de oficiales, era preciso desviar la mesa.

La cámara de oficiales estaba cerrada por una pesada escotilla, con una abertura circular por la cual se entraba en el compartimiento de la tripulación, donde estaba reservado un pequeño espacio para la cocina eléctrica. El problema de la elaboración de los alimentos no estaba resuelto en esa época; las cacerolas eléctricas y, sobre todo, la freidora, provocaban, a cada paso, cortocircuitos; por eso cocinabamos en el puente. Utilizabamos fogones de gasolina semejantes a los que usaban los pescadores noruegos, que funcionaban correctamente, aún con los vientos más fuertes.

En el cuarto de la tripulación, apenas habia camas para unos pocos hombres.Los otros, cuando no estaban de guardia, dormian en hamacas colgadas de las paredes del submarino o, cuando estabamos en puerto, a bordo de buques-cuartel.

No todos los compartimientos tenian paredes de madera. Como la temperatura interior era mucho más alta que la del agua del mar ,en las paredes se condensaba el agua, que caia, por efecto del balanceo, gota agota, con irritante persistencia, sobre el rostro del que estaba durmiendo. Teniamos que defendernos de aquella especie de despertador cubriendonos con los impermeables o con mapas de tela encerada.Era , efectivamente, un lugar muy húmedo

La baterias, que se encontraba por debajo de los compartimientos, estaban llenas de acido sulfúrico. Cuando se utilizaba la corriente eléctrica o cuando se cargaban expelian gases, que los tubos de ventilación aspiraban. Si la aspiración se desconectaba, el gas podia acumularse y provocar una explosión en las baterias. Esto ocasionó el hundimiento de algunos submarinos alemanes. Si , accidentalmente, entraba un poco de agua de mar en las baterias, se liberaba cloro que nos sofocaba .

Se dormia, desde el punto de vista higiénico, en muy malas condiciones. Por la mañana despertabamos siempre con las vias respiratorias completamente secas y muchas veces con un regusto en la boca como de "hierro oxidado"

A continuación de este alojamiento, se encontraba el pabellón central, entre dos compartimiento estancos. Allí esta la aguja giroscópica y los timones de profundidad que podian ser movidos a mano cuando el submarino, que navegaba a la manera de un Zeppelin, se situaba en las profundidades en la posición deseada. Se encontraban, tambien, la bomba de desagüe y dos turbocompresores para el aire de presión baja.

El W.C. estaba en un lado, oculto por una cortinilla; al ojear esta dependencia comprendi porque mi antecesor me recomendara que llevase siempre un poco de opio antes de las singladuras que tuviesen más de doce horas de duración.

En su respectivo compartimiento, se encontraban cuatro motores Körting, de gasolina, que podian ser acoplados a los dos ejes de las hélices.

El aire necesario para los motores se aspiraba por la escotilla de la torre y expelido por una larga chimenea movil Detras de los motores de gasolina, se encontraban dos motores eléctricos para navegar en inmersión.

Un pequeño compartimiento lanzatorpedos en popa , con dos tubos, sin torpedos de reserva, ocupaba la extremidad del submarino.

Me falta hablar de la torre, puesto del comandante y del oficial de guardia. Se hallaban allí, los dos periscopios , el asiento del timonel y los cuadros que tenian, de cada lado, veinticuatro manetas , para abrir las escotillas de inundación y para regular las numerosas válvulas. Estaban también, los aparatos de control para la navegación en inmersión, entre los cuales se encontraba el gran manómetro de profundidad, el altavoz interno y los botones destinados a transmitir el impulso eléctrico a los tubos para la expulsión de los torpedos.

Cuando no habia necesidad de navegar continuamente en inmersión, se instalaba en la torre, que nosotros llamabamos "el puente" ,una tela grisacea con un revestimiento de borra , que alcanzaba la altura del pecho de un hombre en pié. Pero cuando navegabamos dispuestos a sumergirnos, nada defendia de los golpes de mar a los que se encontraban de vigilancia. Estaban siempre expuestos a ser barridos por una ola.

El oficial de guardia se sentaba sobre el borde de la escotilla y el segundo del otro lado con las piernas pendientes por la abertura, por donde soplaba, como un huracán, e ininterrumpidamente, la aspiración de los motores de gasolina. Todavia me sorprendo de no haber cogido un ataque de reumatismo, a pesar de vestir siempre con gruesas ropas de cuero. El tercer hombre vigilante, un marinero, iba detrás de la torre, en un patin triangular, al cual se encontraba amarrado cuando hacia mucha mar.

Cuando nos encontrabamos por primera vez en la torre, era inmensamente interesante ver, a traves de unos gruesos vidrios, como el agua cubria las superextructuras del barco al sumergirse entre las olas. ¿Estará todo bien cerrado? ¿ es perfectamente estanco?Con el agua transparente y un sol brillante, el aire que se adheria en los huecos del submarino, subia a la superficie como ampollas plateadas, como en un acuario. Tuve siempre un gran placer observar , en el momento de la inmersión , como la superficie del agua se rompia formando un gran remolino en constante movimiento. Cuando la luz lo permite, la vista puede alcanzar debajo del agua a una distancia de veinte metros;nunca es posible distinguir la proa de nuestro submarino. Cuando reposaba en el fondo del mar, en completa inmovilidad, los peces, atraidos por la luz eléctrica, venian muchas veces a chocar contra las delgadas paredes del entrepuente.

La maniobra de posar el submarino en el fondo, exigia del comandante una gran habilidad, para realizar la operación sin accidentes. El submarino llega hasta el fondo en virtud de una lenta maniobra de los timones de profundidad. Una vez paradas las hélices, se aumenta el peso, en una cierta cantidad de toneladas,inundando la sentina central, conservando la inmovilidad sirviendo de ancla el propio peso de la nave, suponiendo que no haya un exceso de corriente.

(Julio de 1914) Trabajabamos durante este periodo en un ejercicio nuevo, que consistia en introducir un torpedo con el barco navegando, ora en superficie, ora en inmersión.

El dia 16 de julio de 1914, el comandante de la escuadra asistia por primera vez a esta delicada maniobra, no en el U-9, sino sobre un torpedero de la escuadra.

Lanzamos los dos torpedos, en inmersión a profundidad de ataque, contra el crucero Hamburg. Otros dos torpedos fueron introducidos en los tubos delanteros y lanzados igualmente.

Al llegar al objetivo, a pesar de los esfuerzos desesperados de los hombres de los timones de profundidad, no se consiguió mantener el submarino a la profundidad deseada. Esto fue causa de gran irritación ; la torre emergia a la superficie a consecuencia de las variaciones de lastre, debidas al lanzamiento de los torpedos de proa. En caso de guerra seriamos avistados inmediatamente y bombardeados.

La navegación en inmersión no estaba exenta de contratiempos para que, incluso en tiempo de calma, se pudiese recargar los tubos, a profundidad de ataque. Tomamos entonces la decisión de descender hasta los 15 metros, para efectuar esta operación, en caso de necesidad.

(30 de julio) Lord Fisher afirmaba que, en la proxima guerra naval, la divisa de los ingleses seria : "Sink,bum,destroy". Era preciso, pues andar deprisa.

Antes de aparejar , debiamos cargar combrustible y repuestos, torpedos, agua, entregar los códigos cifrados, sustituyendolos por otros, tratar de nuestros asuntos personales, no faltaba , por lo tanto, quehacer. Tan pronto como llegasemos al canal ( de Kiel ) regulariamos nuestros torpedos.

Por la tarde, el almirante inspector hizo reunir en el castillo de popa del barco del jefe de la escuadra , Acheron, a todos los oficiales e ingenieros-maquinistas de los submarinos y se despidió de nosotros dirigiendonos unas palabra llenas de gravedad.

Gritamos tres hurras en honor del Kaiser. Pocos de nosotros veriamos el fin de la guerra mundial.....

LA GUERRA

Al dia siguiente ( 7 de agosto ) divisamos las primeras columnas de humo. Efectuamos los preparativos para la inmersión.

En aquella época, esto no se hacia con la rapidez necesaria. La orden para ocupar los puestos de combate era transmitida de hombre a hombre, a traves de todos los compartimientos. La instalación de la campana de alarma, reclamada repetidas veces, no fué concedida "en razón de su elevado coste"

Cuando el ingeniero-maquinista comunica al puesto central : " Todo el mundo esta presto en sus puestos de inmersión " "Las ventilaciones están abiertas", El capitán ordenaba :" Turbo-compresor en marcha para inmersión ! " " Cerrar el mando de ventilación !" " Abrir entradas de inundación ! ".

Eso hacia funcionar las manetas del cuadro , y seguir, auxiliado por una lampara de bolsillo, esperar, agachado en el suelo de la torre, el momento en que el agua subiese en los tubos de observación de las veinticuatro válvulas de inundación sin producir burbujas de aire. . Entonces comunicaba : "Los tanques están llenos".

Weddingen ordenaba : "Tomar profundidad".

Y nosotros procurabamos sumergirnos a 9 metros, regulando el relleno de los tanques centrales del submarino y abriendo en la torre las últimas válvulas. El U-9 tenia en total doce depositos, los cuales en su mayor parte, estaban divididos en dos. ....

Cuando emergimos, la mañana del memorable dia 22 de septiembre, tuvimos una sorpresa agradable. El aire limpio y claro, la visibilidad era excelente y el mar menos agitado, a pesar de haber bastante marejada.

__________________________________________________________

Mañana, o pasado mañana, el siguiente capítulo.........
Espero que os haya gustado

Saludos a todos
Imagen
Imagen

¿Profesión?
Técnico Superior en sistemas de refrigeración de materiales de construcción.
¿El que moja los ladrillos en las obras?
El mismo.
Avatar de Usuario
oarso
Könteradmiral
Könteradmiral
 
Mensajes: 4608
Registrado: 30 Nov 2000 01:00
Ubicación: RENTERIA ( A 8 KM. DE SAN SEBASTIAN.- GUIPUZCOA

Notapor Beltza el 23 Sep 2003 09:18

:shock: ¡Jod... qué agobio! con lo cómodo que manejo mi U 110 desde la silla del ordenador ...
Estoy deseando ver la segunda parte.
¿Es tuyo o sacado de algún sitio? Es fabuloso, gracias.
Comandante en Jefe de la 24 Flotilla
¡Larga vida a la 24!

Imagen
Avatar de Usuario
Beltza
Comandante en Jefe
Comandante en Jefe
 
Mensajes: 19911
Registrado: 31 Ago 2000 01:00

Notapor oarso el 23 Sep 2003 17:34

! Exactamente ¡ Agobio es la palabra exacta.

Según vas recorriendo el submarino, siguiendo la descripción que el autor hace, es inevitable pensar en sensación de agobio, claustrofobia y asfixi, que tendrian sus tripulantes.

El autor es el Capitán-Teniente Johannes Spiess.

Celebro que te guste.

Saludos
Imagen
Imagen

¿Profesión?
Técnico Superior en sistemas de refrigeración de materiales de construcción.
¿El que moja los ladrillos en las obras?
El mismo.
Avatar de Usuario
oarso
Könteradmiral
Könteradmiral
 
Mensajes: 4608
Registrado: 30 Nov 2000 01:00
Ubicación: RENTERIA ( A 8 KM. DE SAN SEBASTIAN.- GUIPUZCOA

Re: ANDANZAS DEL SUBMARINO U-9 DE VEDDINGEN

Notapor Kamenz el 15 Mar 2011 11:22

:shock: :shock: :shock: :shock: :shock: :shock:

Que agobio.
Los michirones, con patatas. Como Dios manda.
Avatar de Usuario
Kamenz
Leutnant der Reserve
Leutnant der Reserve
 
Mensajes: 2649
Registrado: 08 Dic 2010 19:15
Ubicación: Estoy aquí. ¿No me ves?

Re:

Notapor Spiess el 16 Mar 2011 08:13

oarso escribió:El autor es el Capitán-Teniente Johannes Spiess.



::kaleun:


viewtopic.php?f=1&t=22130&p=199466#p199466
Spiess
Oberbootsmann
Oberbootsmann
 
Mensajes: 556
Registrado: 06 Jun 2007 01:00

Re: ANDANZAS DEL SUBMARINO U-9 DE VEDDINGEN

Notapor oarso el 28 Dic 2011 19:31

1ª parte
Imagen
Imagen

¿Profesión?
Técnico Superior en sistemas de refrigeración de materiales de construcción.
¿El que moja los ladrillos en las obras?
El mismo.
Avatar de Usuario
oarso
Könteradmiral
Könteradmiral
 
Mensajes: 4608
Registrado: 30 Nov 2000 01:00
Ubicación: RENTERIA ( A 8 KM. DE SAN SEBASTIAN.- GUIPUZCOA


Volver a FORO DE RELATOS

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados